NOTICIAS

extraccion muelas del juicio

¿Cuándo se deben extraer las muelas del juicio?

Una de las consecuencias en la evolución de nuestra especie es que nuestros huesos maxilares, la cabeza y la cara han ido perdiendo tamaño y haciéndose más pequeños. Como resultado de esto nos encontramos con que las llamadas muelas del juicio, terceros molares o cordales en muchos casos no encuentran la que debería ser su correcta posición dentro de nuestro aparato bucodental.

Cuando las muelas del juicio no encuentran su salida natural pueden no erupcionar o erupcionar parcialmente; en este último caso, se provoca una acumulación anormal de placa y sarro que, a través de sus bacterias, ocasiona la proliferación de infecciones. Otra consecuencia muy común es que, al no poder salir, se tuerzan y acaben empujando o afectando a las otras muelas y dientes causando a su vez problemas de posicionamiento dental que acaben por requerir tratamiento de ortodoncia. En una mayoría abrumadora de los casos los profesionales odontólogos recomiendan su extracción de las muelas del jucio para evitar males mayores.

¿Siempre es recomendable la extracción de las muelas del juicio?

“Para la mayoría de los casos la respuesta es muy clara: . Cuando los dentistas observamos que las muelas del juicio están o pueden estar por poniendo en peligro el correcto funcionamiento de la salud bucal, debemos recurrir a la extracción de las cordales”, nos comenta la Doctora Teruelo De Luis, directora médica de InterORALIA clínica dental en el madrileño barrio de Argüelles. “Es un procedimiento muy habitual en pacientes en edades entre los 16 y 30 años, que no resulta comprometido ni estética ni funcionalmente y que es la cirugía dental mas realizada a nivel mundial” continúa la Doctora Teruelo.

Los estándares actuales para realizar el tratamiento dental de extracción de las muelas del juicio cuentan con unos protocolos muy claros:

  • Extracción muelas del juicio sin erupcionar

Las intervenciones más complejas son aquellas en las que las muelas del juicio se encuentran incluidas (no erupcionadas) debajo del hueso y, en la mayoría de los casos. La extracción dura entre 30 y 40 minutos

  • Extracción muelas del juicio erupcionadas

Cuando las muelas ya han erupcionado, la cirugía rara vez debe llevar más de 10 minutos.

En cualquier caso, siempre debemos tener en cuenta que lo más importante, no obstante, es individualizar el caso de cada paciente en particular porque de esta manera el cirujano podrá planificar el correcto tratamiento a aplicar. Por otra parte, también cabe mencionar que existen casos en que, como parte de la misma evolución humana, hay pacientes que no tienen ninguna o que, teniendo las cuatro, estas hayan salido y se encuentran en la boca sin causar ninguna complicación durante toda la vida.

¿Qué pasa si tengo las muelas del juicio infectadas?

Las infecciones dentales se suelen producir por una deficiente higiene dental; las muelas del juicio, cordales o terceros molares no escapan a esta generalidad. Ya sea si el origen de la infección es debido a una caries o a alguna anomalía en las encías, casi siempre se caracteriza por el enrojecimiento de las encías que rodean a la pieza dental y un dolor que puede empezar leve e ir aumentando poco a poco o repentinamente.

En el caso de las muelas del juicio, si no tratamos la infección inmediatamente o procedemos a la extracción, el problema puede provocarnos dolor de cuello, oídos o garganta entre otros, que puede ser debido a que el dolor se refleja en estos órganos por la presión existente en la zona o a la propagación de la infección.

Es muy importante que si notamos dolor, enrojecimiento o picor muy agudo en la zona de las muelas del juicio acudamos de inmediato a la consulta del odontólogo: este nos hará una radiografía para confirmar que el problema procede de las estas muelas y aplicará el tratamiento adecuado para solucionar la infección.

Una vez que nuestro dentista de confianza confirma que se trata de una infección en las muelas del juicio, éste deberá valorar el estado en que se encuentra la pieza dental y decidir si conservarla o realizar la cirugía de extracción de terceros molares; esta última suele ser la opción más realizada. De nuevo recordamos que lo mas importante es acudir al odontólogo para que lo valore de manera que no se complique, ya que a los síntomas antes mencionados podrían añadirse otros como los abscesos, la fiebre, supuración de pus, etc., que pueden hacer que la solución sea mas lenta y molesta.

En muchas ocasiones las infecciones en las muelas del juicio pueden deberse a la peri coronaritis, que es una infección que suele producirse cuando las muelas están intentando salir, pero aún se encuentran retenidas por el hueso y los tejidos blandos. Según resumen los autores en el estudio Evolución clínica de la pericoronaritis en terceros molares inferiores semirretenidos: “En los pacientes con peri coronaritis de terceros molares inferiores semi retenidos, la forma serosa fue la más frecuente con un 48%, siendo el dolor moderado el síntoma clínico de mayor incidencia en esta peri coronaritis, no así en la forma supurada, que en el 42,3% existía un dolor severo. Como otros síntomas clínicos presentes, surgieron la inflamación y enrojecimiento del tejido peri coronario en el 100% de los casos, seguido del trismo en un 86,53% y la presencia de pus en un 22%, que se hicieron más notables en la forma supurada de la peri coronaritis”. Cuando tenemos una infección de este tipo y no la controlamos, corremos el riesgo de que esta se vaya expandiendo a través del torrente sanguíneo y en casos de extrema gravedad llegar incluso a órganos tan importantes como el corazón, los pulmones e incluso, en raras ocasiones, al cerebro.

Tengo las “muelas del juicio torcidas” ¿pasa algo?

Generalmente cuando nos referimos a que una persona tiene las “muelas del juicio torcidas” es porque estos terceros molares no encuentran su vía natural de emerger y quedan retenidas por el hueso, molares vecinos y/o tejidos que los rodean. Debemos tener en cuenta que en muchos casos no se manifiestan a simple vista y por eso es tan necesaria la radiografía panorámica que nos realizarán en nuestra clínica dental, ya que nos permitirá ver el grado de mal posición interna. Así el odontólogo podrá decidir el momento en que, de ser necesario, deben se extraídas.

Es muy probable que, de no ser diagnosticadas y tratadas a tiempo, las muelas del juicio torcidas o retenidas, están nos empiecen a ocasionar problemas como infecciones, caries, peri coronaritis, etc. Es muy importante que lleves a cabo una revisión al año con tu odontólogo, el te indicará los tratamientos a seguir para que tus muelas del juicio no se conviertan en un inconveniente para tu salud dental y general.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Autor

Autor

Equipo de InterORALIA formado por varios dentistas colegiados especializados en los diferentes sectores de odontología

Categorías

Contacto

Si piensas en realizarte un tratamiento dental u ortodoncia, no dudes en pedir una cita en InterORALIA clínica dental al teléfono 91 125 24 34 o a través de WhatsApp en el número 672 287 490. Estamos ubicados en el céntrico barrio de Argüelles en Madrid y nuestro equipo te valorará y propondrá el tratamiento que más te convenga.

Solicita presupuesto
Responsable de tus datos: Inter Oralia Prestaciones Odontológicas SLP
Finalidad : envío de mis publicaciones, respuestas, así como correos comerciales.
Legitimación: es gracias a tu consentimiento Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi proveedor de hosting Raiola Networks.
Tus Derechos: Acceso, Rectificación, Limitación, Oposición, Portabilidad o Suprimir tus datos en jgorriz@interoralia.com
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la Política de Privacidad en el siguiente enlace
Solicita presupuesto
Abrir chat