NOTICIAS

clínica dental Madrid flemon

¿Cómo bajar un flemón rápidamente?

En muchas ocasiones empezamos a sentir molestias, luego dolor y, de repente, nos damos cuenta de que tenemos una inflamación molesta y dolorosa… ¡esto es el flemón! La molestia suele empezar cuando masticamos los alimentos o cuando bebemos líquidos fríos o calientes. Cuando detectamos que tenemos un flemón, la importancia de acudir cuanto antes a la clínica dental a una revisión es máxima, ya que mientras antes actuemos menos molestias pasaremos y antes nos podrán aplicar el tratamiento dental necesario para solucionar la situación.

¿Qué es un flemón dental?

Cuando nos referimos al flemón, hablamos de un absceso bucal que se forma debido a una infección causada por bacterias que, en la mayoría de los casos, se extiende hasta las encías, estas se inflaman y en casi todas las ocasiones viene acompañado de la producción de pus y dolor. La formación de un flemón puede ser muy rápida o ir sucediendo poco a poco; es decir, podemos ir teniendo molestias los días previos a que notemos que lo tenemos o simplemente levantarnos un día muy hinchados y molestos.

También debemos tener en cuenta que puede ocurrirnos una vez (agudo) o varias veces en el mismo lugar (crónico); por esta razón debemos acudir al dentista, que es el que nos realizará una exhaustiva revisión para saber su procedencia y ubicación exacta y así poder aplicar el tratamiento dental correspondiente.

¿Cuáles son las causas del flemón dental?

Como hemos mencionado anteriormente, los flemones suelen estar relacionados con un proceso infeccioso como consecuencia de no haber eliminado correctamente las bacterias que se encuentran en nuestra boca.

Los flemones o abscesos dentales son afecciones muy comunes y que ocurren a muchas personas. Como nos indican en el artículo Comportamiento del Absceso Dentoalveolar Agudo “Se obtuvo como resultado significativo que la caries constituyó la causa principal en el 90.3% de los casos y los agentes químicos fue la etiología menos encontrada con un 2.4%”. En un estudio realizado en Japón en el Osaka Central Hospital en el departamento de General Dentistry por los Wan Zeng y cols (93) obtuvieron similares resultados con respecto a la etiología fundamental del Absceso Dentoalveolar Agudo (AAA), refiriendo el avance de los microorganismos y no detenimiento precoz de la caries como ente fundamental para que la infección se propague y llegue a afectar al tejido pulpar, ocasionando su degeneración o inflamación. La segunda causa en este estudio también la constituyeron los traumas al macizo cráneo-facial con repercusión a los tejidos dentarios”.

Cuando tenemos un flemón, experimentamos molestias en la zona y debemos entrar en acción de inmediato, ya que de no actuar puede convertirse en un problema serio de salud, no solo dental, también general. Las principales y más comunes causas de un flemón son:

  • Caries dentales no tratadas.

Cuando no eliminamos correctamente la placa bacteriana de nuestra boca, esta se convierte en sarro dental y contribuye a la formación de la caries; si dejamos evolucionar la caries, acabará llegando a la pulpa del diente y afectará sus tejidos internos y su entorno, siendo en estos casos cuando se forma y aparece el absceso o flemón dental. Para evitar esta causa debemos llevar una correcta higiene bucal y acudir periódicamente a la visita de revisión con nuestro odontólogo.

  • Enfermedad periodontal (de las encías).

Las enfermedades periodontales son las causantes de flemones dentales en muchas ocasiones. La gingivitis o la periodontitis favorecen las infecciones de los tejidos blandos de la boca, que son los que dan soporte al diente por lo que, de no controlarla, no sólo seremos más propensos a sufrir de flemones dentales, sino que también podríamos llegar a perder los dientes afectados. Es muy conveniente que sigamos un estricto control de esta patología si la padecemos.

  • Traumatismos dento-faciales.

Cuando recibimos algún golpe en la cara o cabeza podemos provocar fisuras en los dientes; a través de ellas, si no las tratamos, las bacterias bucodentales pueden colarse en las partes internas de la pieza dental y extender la infección, motivo por el cual se crea el flemón.

¿Cuáles son los síntomas de un flemón dental?

  • Dolor bucal.

Es el síntoma mas molesto y evidente para nosotros mismos cuando tenemos un flemón. Por este motivo es que generalmente cuando vemos a alguien que está sufriendo esta patología lleva una mano protegiéndose la zona de la cara donde está el absceso. Generalmente el dolor empieza antes de manifestarse el flemón, y es en forma de “molestia” durante el acto de masticación. Luego, en su siguiente fase, nos duele de manera constante e incluso puede irradiarse hacia el oído, la garganta o hasta al cuello y el dolor puede ser muy intenso sin necesidad de hacer ningún gesto o acción.

  • Inflamación de la zona.

Junto con el síntoma anterior va casi siempre la inflamación. Generalmente parte de la cara se inflama, salen uno o varios bultos y es el síntoma mas visible para las personas con las que interactuamos, ya que la deformidad en estos casos suele ser bastante notable. En casos de flemones causados por infecciones muy severas podemos notar incluso la inflamación en los ganglios, cuello, orejas, etc. También es probable que el flemón nos cause fiebre.

  • Halitosis o mal aliento.

Debido a las bacterias y a la creación de pus se produce un sabor muy desagradable en la boca que se traduce en mal aliento.

  • Sensibilidad bucal.

Cuando tenemos un flemón se aumenta, en general, nuestra sensibilidad al consumir alimentos duros, muy fríos o muy calientes.

¿Cómo se cura un flemón dental?

Como venimos mencionando durante todo el artículo, lo más importante cuando notamos un flemón o tenemos la sospecha de poder tenerlo o de que vaya a aparecer es acudir de inmediato a nuestro odontólogo de confianza. Teniendo en cuenta de que se trata de una infección, debemos comenzar a tratarlo antes de las 24-48 primeras horas; de no hacerlo podemos correr el riesgo de que esta entre en el torrente sanguíneo y termine afectando otros órganos y generarnos problemas muy severos de salud.

El tratamiento que aplicamos cuando nos llega un paciente con un flemón se compone de antibióticos y de antiinflamatorios, ya que existiendo la infección y estando inflamados no puede ser tratados, por lo que una vez que el dentista controle la infección y  defina la causa exacta, podrá aplicar el tratamiento correspondiente, como por ejemplo la endodoncia; en caso de que el diente no se pudiese “salvar”, entonces se procederá a la extracción de la pieza y propondremos al paciente la prótesis dental que esté más indicada según su caso.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Autor

Autor

Equipo de InterORALIA formado por varios dentistas colegiados especializados en los diferentes sectores de odontología

Categorías

Contacto

Si piensas en realizarte un tratamiento dental u ortodoncia, no dudes en pedir una cita en InterORALIA clínica dental al teléfono 91 125 24 34 o a través de WhatsApp en el número 672 287 490. Estamos ubicados en el céntrico barrio de Argüelles en Madrid y nuestro equipo te valorará y propondrá el tratamiento que más te convenga.

Solicita presupuesto
Responsable de tus datos: Inter Oralia Prestaciones Odontológicas SLP
Finalidad : envío de mis publicaciones, respuestas, así como correos comerciales.
Legitimación: es gracias a tu consentimiento Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi proveedor de hosting Raiola Networks.
Tus Derechos: Acceso, Rectificación, Limitación, Oposición, Portabilidad o Suprimir tus datos en jgorriz@interoralia.com
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la Política de Privacidad en el siguiente enlace
Solicita presupuesto
Abrir chat